Skip to content

«¿Qué te ocurre…, mamá?», un cuento para enseñar el cáncer

octubre 16, 2012

Este libro-cuento se editó en el año 2006, pero por su importancia bien vale volver a recordarlo.

Hablar con los hijos cuando se está afectada de cáncer de mama no es fácil.

«A los niños hay que informarles del cáncer con palabras claras y frases cortas» Sonia Fuentes.

Si recibir un diagnóstico de cáncer de mama es de por sí duro, tener que explicarle a un hijo la enfermedad, lo que puede suceder, lo es aún más. Este es el motivo principal que empujó a Sonia Fuentes, psicooncóloga del Hospital Sant Jaume de Calella (Barcelona), a escribir: ‘¿Qué te pasa…, mamá?:’ ayudar a las afectadas a que hablen con sus vástagos en edad escolar.

Sonia Fuentes

«Se trata de un cuento que relata la historia de una enferma que explica a su hijo todo el proceso de la patología. También, a través de las preguntas que el pequeño Pol, el protagonista, formula o los sentimientos que expresa. Así se establece la comunicación entre ambos, de forma natural», relató la autora.

Esta especialista conoce de primera mano, por sus pacientes, las consecuencias de no hablar con los más pequeños acerca del cáncer. «No lo hacen porque quieren protegerles, pero así aumentan su sufrimiento. El menor no entiende qué está pasando y piensa muchas veces que es por su culpa. Algunas mamás, por ejemplo, dejan de bañarse con ellos para que no vean la mastectomía [amputación de las mamas] y esa actitud, que es repentina y sin un motivo que lo explique, provoca inseguridad y pesadumbre en los menores».

El relato es idóneo para niños a partir de los 3 ó 4 años y hasta los 10 años. Las ilustraciones de Meritxell Giralt, directora de una guardería y experta en psicomotricidad, completan la acertada narración del proceso de un cáncer de mama desde su diagnóstico hasta su tratamiento e introducen elementos para desmitificar esta enfermedad y disfrutar del día a día a pesar de ella.

Así es como Pol llega a jugar a los piratas con su madre, que lleva la cabeza cubierta con un pañuelo, y a declarar que su mamá es la mejor del mundo. Junto a él, recorre las páginas del cuento una mariposa que va cambiando de expresión. A veces está triste, otras enfadada y otras contenta. Este elemento permite a los psicooncólogos trabajar con las emociones del niño y lograr que las expresen.

Meritxell Giralt (ilustradora), Sonia Fuentes (autora),

María del Mar tiene 42 años y le diagnosticaron un cáncer de mama hace seis meses. Tiene dos hijos, una niña de 11 años y un niño de ocho. «Lo primero que piensas cuando te dicen que tienes la enfermedad es qué me va a pasar. Pero lo segundo es acordarte de ellos. Crees que es mejor no decirles nada para que no sufran, que no lo noten. Es cierto que los míos no son tan pequeños como los de otras enfermas que he conocido. Finalmente, decidí sentarme un día, cuando estaba preparada y decirles lo que pasaba. Les comenté que iba a estar un tiempo mala, lo que podía sucederme en esos días, pero que todo saldría bien. Ellos lo asimilaron con mucha normalidad».

Sin embargo, esta paciente sabe de otros casos, en los que los pequeños han desarrollado un comportamiento distinto del que tenían antes del diagnóstico debido a la incompresión de lo que sucedía alrededor. «Se habían vuelto más irascibles o protestones. Suele ser una forma de llamar la atención», explica María del Mar. ‘¿Qué te ocurre…, mamá?’, avalado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) en colaboración con la Federación Española de Mujeres con Cáncer deMama (FECMA), y elaborado con el apoyo de Sanofi-aventis, se distribuirá en los hospitales y en las asociaciones de afectadas.

Meritxell Giralt, ilustradora del cuento y maestra de educación infantil, comenta los efectos que ha tenido ya la historia de Pol. «La experiencia con algunos menores está siendo muy positiva. Además, de lo que nos hemos dado cuenta con los niños que trabajamos es que lo que más valoran es que se lo lean sus mamás», aclara.

Esta es una de las pocas iniciativas existentes destinadas a que los padres sepan como hablar a sus hijos del proceso de la enfermedad. Para Alfredo Carrato, presidente de la SEOM, «esta obra normaliza una situación y la lleva a la realidad. Son mucho más perjudiciales para los pequeños los fantasmas de la imaginación que puedan crearse por desconocer la realidad que la verdad en sí misma».

Además, «sabemos que los menores tienen una capacidad asombrosa para adaptarse a las situaciones nuevas, mucho más que la que tienen los adultos. En la familia hay que establecer un clima de armonía para que los niños se sientan respaldados, todo lo que sea ocultar una realidad acaba dañándoles y preocupándoles aún más» apostilla el experto.

María del Mar lo sabe bien. Sus hijos agradecieron sus palabras y la oportunidad que les brindó para apoyar, comprender y estar a su lado. Reconoce, no obstante, que ella pudo dar este paso gracias al apoyo de su psicóloga, y que es «un consejo que ahora doy a otras mujeres que se encuentren en mi situación o que vayan a estarlo en un futuro».

El psicooncólogo, un apoyo que no todos pueden tener
Por desgracia, no todos los centros hospitalarios cuentan con la estimable figura del psicooncólogo. Su labor de apoyo tanto a los pacientes, como a los sus familiares, se califica de imprescindible por los afectados que han podido gozar de su ayuda.

La propia autora del cuento, Sonia Fuente, del Hospital Sant Jaume de Calella de Barcelona, lo reconoce. «No existe este especialista en todos los hospitales, pese a su gran valor. Yo he podido realizar este cuento porque necesitaba un instrumento terapéutico del que carecía. Pero para poder ayudar a la madre y a su hijo no basta con darles el libro. También es importante conocer el estado emocional de la paciente para poder indicarle cuál es el momento más oportuno, en el que ella está más fuerte y preparada, para dar el paso de hablar de su enfermedad con sus hijos».

La psicooncología es una disciplina relativamente moderna que surge como respuesta a los diferentes retos psicosociales que plantea la atención al enfermo canceroso. Su implantación en nuestro país está siendo paulatina, aunque algunas entidades como la Asociación Española Contra el Cáncer facilitan a los pacientes el acceso a este experto. En EEUU, hace ya tiempo que no se entiende la existencia de un centro oncológico sin este profesional.

Anuncios
29 comentarios
  1. Anónimo permalink
    octubre 16, 2012 10:50

    Me parece una idea genial la del libro. Ojalá tuvieramos siempre un manual de cómo comportarnos en determinados momentos dificiles. Yo soy de los que siempre intento ocultar todo lo que yo considero “malo” a mis hijos. Y posiblemente eso no sea lo correcto. Sé que en algunas ocasiones no lo ha sido, y tengo esa espinita clavada. Ese afán de sobrepreteger a los hijos para que no sufran, no sé hasta que punto es bueno. Yo suelo cambiar de canal en la tele cuando salen cuerpos mutilados por explosiones, y sin embargo, luego ellos ven en la calle como unos “agentes del orden” aporrean a un chaval sin cortarse un pelo simplemente, por no llevar el pase del metro. Y entonces, tienes que oir como tu hijo te dice cosas como: “yo pensaba que la policía estaba para protegernos y ahora me he dado cuenta que no es así”.

    Nunca me ha echado en cara que le ocultase la gravedad de la enfermedad de su amigo. Nunca. Y sin embargo, cuando lo supo me dijo: “¿por qué no me lo has dicho antes?”. Entonces quiso verle, pero ya era tarde. Y sé que se quedó con esa espinita clavada. Con la misma que me quedé yo por no haberselo dicho antes. Ojalá yo hubiera tenido un manual, un libro, un cuento, una guía, algo que me hubiera ayudado a decidir en esos momentos que es lo mejor para ellos. No lo que nosotros como padres o educadores consideramos como lo mejor, sino lo que la experiencia de los que trabajan y viven circunstancias como estas todos los días, saben y conocen que es lo mejor. Chapeau por Sonia Fuentes. Una idea fantástica.

    • Tomás permalink
      octubre 17, 2012 23:20

      Nunca es tarde para hablar las cosas, es mas, a veces el tiempo nos da otra perspectiva de la situación vivida, que sin ser diferente sí puede ser más entendible.

  2. octubre 16, 2012 13:57

    Hoy me he levantado con una pereza terrible y he abierto el ordenador y me he llevado gratas sorpresas
    Gracias Moncayo y gracias por esta entrada.
    Yo no tengo hijos, pero trato con peques, con mis sobrinos. Evidentemente la relación y su preocupación no es la misma que con una madre.
    A mis dos sobris mayores les dije está vez, con toda naturalidad, que tenía cáncer.
    El mayor está más familiarizado con la enfermedad, era amigo de nuestro capitán,y había tenido un compañero en clase con leucemia, así que no me preguntó mucho. Eso sí recordó cómo se le había ocultado mi primer cáncer y eso la había enfadado mucho.,
    Mi otra sobri, qué cariñosa!., estaba preocupada por mi pelo. Me dijo una vez, se lo puedo contar a mis amigas?, lo del pelo y las pelucas. A mi me causo risa. Claro que sí, pero tranquila que crecerá.
    Ellos, creo que están, convencidos que me voy a curar.
    Y cuando eso no es así, cómo se lo cuentas?
    A la hija de mi chico se lo contamos a medias. Vivió la operación, la quimio, la caída del pelo, pero no le hablamos del alcance de la enfermedad. Creo que no fue un acierto. Quizá comprendería mejor a su padre, no lo sé.
    Por cierto no os he informado que estoy aprendiendo dantzas vascas. Bueno intentándolo ya que en la clase la gente está muy avanzada y yo doy saltitos sin ton ni son.
    Hoy tengo clase y me da una pereza……Bueno me esforzaré y saltaré, saltaré.

    • Para Lola permalink
      octubre 17, 2012 21:52

      Eso Lola……..salta…salta….salta!!!!!!

      Que gusto entrara al blog y encontrarte…

      Besitos del otro lado del charco

      • Para Lola permalink
        octubre 17, 2012 21:52

        Cecy

      • octubre 18, 2012 10:54

        Y qué gusto entrar y encontrarte a tí, Cecy. Un beso ¡¡¡guapa más que guapa!!!

        • Cecy permalink
          octubre 18, 2012 20:47

          Y otro Besazo par tí ….Guapísimaaaa Lulú !!!!!!!!!!!

  3. Tumores benignos y malignos permalink
    octubre 16, 2012 15:24

    Tumores benignos y malignos 

    La palabra tumor puede tener un significado genérico y otro específico. En sentido genérico un tumor es cualquier aumento de volumen bien circunscrito y redondeado de un órgano o tejido. Este significado está muy relacionado con el de tumefacción.

    En sentido específico, tumor es una “neoformación” de uno o varios tejidos cuyas células reproducen “atípicamente” la estructura del tejido normal en que se implanta el tumor. La neoformación se desarrolla con un crecimiento más o menos rápido en completa independencia y autonomía de nuestro organismo, entrando en peligro las fuerzas vitales del organismo al actuar como un parásito que sustrae los elementos nutritivos necesarios para subsistir y crecer.

    Características de los tumores

    Las características fundamentales de los tumores son las siguientes:

    Atipia de sus células. Marcada diferencia con las células normales del tejido en que se implanta.
    Crecimiento continuo e indefinido de la masa tumoral con un ritmo más o menos rápido.
    Independencia del tumor en relación a nuestro organismo.
    Tumores benignos

    Se denomina tumor benigno el tumor que:

    Crece lentamente con un ritmo mucho menos rápido que el tumor maligno (cáncer)
    Se desarrolla en sentido expansivo y no infiltrativo; es decir, a medida que crece aplasta al tejido sano que lo rodea sin infiltrarlo ni invadirlo (como sí lo hace el tumor maligno)
    No se reproduce a distancia. No metástasis (es decir, filiaciones tumorales en órganos o tejidos alejados del tumor primitivo). La metástasis es típica del tumor maligno.
    No recidiva después de la extirpación quirúrgica total.
    No compromete al estado general del paciente; es decir, no produce un grave estado de desnutrición y debilidad general propia de los tumores malignos en fase avanzada (caquexia cancerígena).
    Debido a estas características, el tumor benigno es siempre una enfermedad local, mientras que el tumo maligno es local en la primera fase o inicial y después se generaliza. Además es una afección siempre favorable porque no produce trastornos que comprometen la vida del paciente.

    Sin embargo, en ciertos estados y por la acción de algunas influencias, el tumor benigno puede volverse maligno.

    Tipos de tumores benignos

    Existen numerosas variedades de tumores benignos según el tejido en que  se implantan y del que las células tumorales reproducen su estructura. Por ejemplo según el tejido en el que se implanten se denominan: lipomas (graso), fibromas (conectivo o fibroso), osteomas (óseo), miomas (muscular), neuromas (nervioso), etc.

    Tumores malignos

    Las características del tumor maligno son:

    Crece con bastante rapidez, por lo general más rápido que el tumor benigno.
    Es invasivo o infiltrativo. La masa tumoral no comprime el tejido vecino, sino que lo destruye en el interior del mismo por una serie de prolongaciones largas.
    Se reproduce a distancia (metástasis). Se forman tumores en órganos alejados del que asienta el tumor primitivo. Estas metástasis se producen sobre todo en ciertos órganos (ganglios linfáticos, pulmones, hígado, etc.) y se producen por células atípicas que desprendiéndose de la masa tumoral primitiva alcanza, por vía sanguínea o linfática, el nuevo órgano en el que provocan el nuevo cáncer debido a la capacidad proliferativa que conservan.
    Provoca recidivas con mucha facilidad. Estas recidivas se producen incluso después de intervenciones quirúrgicas extensas y cuidadosas. Por lo general, las recidivas se evitan en aquellos casos en que el tumor se diagnóstica y opera en fases muy precoces cuando el tumor está muy localizado y circunscrito.
    Comprometen el estado general del paciente. Si no se consigue el tratamiento adecuado o es ineficaz, el paciente adelgaza y se presenta un estado anémico conocido como caquexia. Es interesante que no se sabe si ésta se produce por trastornos originados por la presencia mecánica del tumor al provocar disfunciones orgánicas, o depende de sustancias tóxicas formadas en el tumor y que se esparcen por todo el organismo.
    Originan alteraciones anatómicas y disfunciones orgánicas. Si un tumor maligno se implanta en la garganta (cáncer de laringe) queda comprometida la fonación; si surge en la mucosa estomacal comprometerá la función digestiva, y así sucesivamente.

    http://saludbio.com/articulo/tumores-benignos-y-malignos-diferencias

  4. octubre 16, 2012 19:41

  5. octubre 16, 2012 19:51

  6. octubre 16, 2012 20:06

  7. La dama del malecón permalink
    octubre 16, 2012 20:27

    No es lo mismo cáncer de mama que el cáncer de mamá.

  8. Visitas al blog de ahora mismo permalink
    octubre 16, 2012 21:54

    16 de octubre de @ 22:51 : Mar Del Plata, AR
    16 de octubre de @ 22:47 : Toluca, MX
    16 de octubre de @ 22:45 : Morelia, MX
    16 de octubre de @ 22:44 : San Luis Potosí, MX
    16 de octubre de @ 22:43 : San Juan, PR
    16 de octubre de @ 22:40 : Santiago, CL
    16 de octubre de @ 22:39 : Iquique, CL
    16 de octubre de @ 22:39 : Piscataway, New Jersey, US
    16 de octubre de @ 22:37 : Caracas, VE
    16 de octubre de @ 22:33 : Lugo, ES
    16 de octubre de @ 22:32 : Cúcuta, CO

  9. Tomás permalink
    octubre 17, 2012 07:43

    Para ver el cuento entero, texto e ilustraciones:

    http://www.seom.org/seomcms/images/stories/recursos/infopublico/noticias/cuento.pdf

    • Cecy permalink
      octubre 17, 2012 21:50

      Desde el otro lado del charco…..Gracias por compartir el cuento es excelente!!!!!
      Besitos Piratas

  10. octubre 17, 2012 08:33

    Según Jhon Burrows “el reino de los cielos no es un lugar, es un estado de ánimo”

    • octubre 17, 2012 08:36

      Cuando se sale, padre, del guión bíblico resulta usted más atinado en sus referencias.

      • octubre 17, 2012 08:39

        ¡Jodido perillas con tonsura…! Y no me llames padre que hay mucha mente torticera. Más que nada por preservar mi buen nombre, ya sabes…

  11. Propiedades del Almidón de la Patata en la prevención del Cáncer permalink
    octubre 17, 2012 08:42

    Las patatas son un alimento básico de la nutrición humana en todo el mundo, pero además su fécula contiene un tipo específico de almidón capaz de prevenir el cáncer de colon, uno de los tipos más comunes.

    Entre los almidones contenidos en las papas, se encuentra un tipo específico conocido como almidón resistente, en el cual se encuentra una enzima capaz de ayudar a reducir los tumores en las células del colon, según investigadores del Instituto Nacional del Cáncer, por lo tanto el consumo de fécula de patata puede ayudar a prevenir éste tipo de cáncer digestivo.
     
    Los fabricantes de fécula separan el almidón sólido y lo secan, el producto final es una fuente de glucosa y dextrina que la industria de procesamiento de alimentos utiliza como espesante, aglutinante, texturizador, anti-apelmazante o agente gelificante. Muchos alimentos procesados contienen el ingrediente, incluyendo las botanas, productos de panadería, pastas, salsas, sopas, salsas y el queso rallado.
     
    Debemos saber que solo un 10 por ciento del almidón que consumimos en ciertos alimentos pasa a través del intestino delgado, mientras que el resto del almidón se digiere en glucosa. Este almidón sobrante, se denomina almidón resistente, ya que entra en el intestino grueso y se transforma en un sustrato para la fermentación bacteriana.

    Efectos del almidón sobre el Cáncer de Colon

    El almidón resistente ayuda a mantener una digestión saludable y puede ser útil según los científicos para la prevención de cáncer de colon, ya que según el Instituto Nacional del Cáncer, las bacterias del colon fermentan los almidones resistentes y producen  ácidos grasos de cadena corta, entre ellos el butirato, este último posee propiedades anti-inflamatorias e inmuno -reguladoras naturales.
     
    Pero el butirato también tiene efectos anti-tumorales, ya que parece inhibir el desarrollo de las células tumorales y provoca la diferenciación de éstas células (células de cáncer colorrectal), llevándolas a la muerte celular o apoptosis.
     
    La investigación sugiere entonces que el almidón resistente contenido en la patata puede ayudar a protegerse del cáncer de colon y una revisión publicada en el “Diario de Gastroenterología y Hepatología”, corroboró que las cantidades adecuadas de butirato tienen actividad anti-tumoral.

    http://alimentosparacurar.com/n/5159/el-almidon-de-la-patata-y-el-cancer-de-colon.html

  12. octubre 17, 2012 18:28

    Resulta normal escuchar a las personas mayores decir, con aire de cierto desengaño, eso de “esta vida es un cuento”. Puede ser que echadas las cuentas les salieran demasiados cuentos con final infeliz y puede que a su edad sea lo lógico pero para los niños, recurrir al cuento, es la mejor manera de narrar de forma sencilla, breve y con personajes conocidos ( papá, mamá, la doctora, etc) lo que acontece en casa tras un diagnóstico de cáncer. Pero sobre todo, porque ningún cuento resulta más mágico que el que se acompaña de la cálida sensación del aliento de mamá en la mejilla.

    Nadie tiene la vida comprada
    ni guapos ni feos
    ni el que tiene dinero pa’mas que comprar agujeros
    aunque se que en la calle esperanza se alquilan consuelos
    es mejor no tragar agonías
    nadie tiene seguro de vida que cubra los sueños
    aunque se que en la calle de al lado se vuelven eternos
    a la corte del rey Baltasar le he pedido un deseo
    por vivirla contigo hipoteco mi trozo de cielo
    mi trozo de cielo ohohohooh
    sin ti para que
    bien sabes que
    yo sin ti no me quedo mi trozo de cielo
    sin ti es mi calvario mi pena mi ruina
    lo que se te ocurra con todas las letras del abecedario
    nadie quiere soltar el testigo
    ni ser el primero
    nadie quiere morir
    ni siquiera quien quiere ir al cielo
    no me gustan los días contados ni voy a contarlos
    que en la calle de los imposibles se vuelven milagros
    le soplamos al tiempo en la tarta de los cumpleaños
    es por eso que aveces la vida se pasa volando
    cada vez que le doy un soplido le pido un deseo
    por vivirla contigo hipoteco mi trozo de cielo
    mi trozo de cielo ohohohooh
    sin ti para que
    bien sabes que
    sin ti no me quedo mi trozo de cielo
    sin ti es mi calvario mi pena mi ruina
    lo que se te ocurra con todas las letras del abecedario
    mi trozo de cielo ohohohooh
    sin ti para que
    bien sabes que
    sin ti no me quedo mi trozo de cielo
    sin ti es mi calvario mi pena mi ruina
    lo que se te ocurra con todas las letras del abecedario

    • octubre 17, 2012 19:38

      uau!!!
      Que letra mas bonita y a la vez tan dura…….

  13. octubre 17, 2012 19:41

    Recuerdo que cuando Gorka estubo con el cancer, justo ese año los payasos Pirritx y porrotx tambien sacaron uno obra de ellos sobre el cancer “Eskerrik asko” a nosotros nos ayudo mucho para Gorka como para mis sobrinos acercarles el tema del cancer y explciarles de forma sencilla
    Nos fue de mucha ayuda

    • Tomás permalink
      octubre 18, 2012 00:12

      Li, no me gusta nada tu cambio de imagen.

      Para Gorka:

  14. Tomás permalink
    octubre 18, 2012 00:00

    Los niños son capaces de entenderlo todo, a su manera, y nada mejor que un cuento para hacerles llegar lo que ocurre. Su imaginación es capaz de organizar los cambios tan radicales que se pueden dar a su alrededor si se les hace ver el problema de una forma sencilla y asequible.

    Como dice “anónimo” a todos nos hubiese gustado en algún momento tener un “cuento” a mano para explicar muchos momentos difíciles de la vida, pasos que hay que dar y que a veces los adultos no nos atrevemos, quizás porque ni nosotros mismos estamos seguros, sin darnos cuenta que algo tan simple como la naturalidad y la sencillez es lo que mejor entienden los más pequeños y que somos nosotros los que complicamos la situación viendo un futuro irreal, o real quizás, pero inconcebible para un niño, porque él vive el momento, lo más cercano.

  15. Tomás OTRO CUENTO permalink
    octubre 18, 2012 00:20

    “Una flor de repuesto para mamá” de Rebeka Elizegi

    “Una flor de repuesto para mamá” es el reflejo de lo aprendido cuando su madre sufrió un cáncer de mama y explica con optimismo que la enfermedad es “un momento para derrochar afectos”. Un cuento de niños recomendado también para mayores.

    La ilustradora Rebeka Elizegi ha trabajado durante años poniendo sus dibujos al servicio de los cuentos de otras personas, pero en “Una flor de repuesto para mamá” se convierte en dibujante y narradora, para contarnos la experiencia de un niño a cuya madre le detectan un cáncer de mama. Un tema difícil tratado con naturalidad, y que el tono del libro y la vitalidad de los dibujos logran desdramatizar.

    Para ello Rebeka se basa en su propia experiencia, en lo que vivió cuando su madre sufrió esta misma enfermedad. “Veía la necesidad de hablar de este tema en otro tono, más afectivo, alejado de términos médicos. Durante nuestra experiencia aprendimos que la enfermedad es también un momento para aprender muchas cosas, para mimar a nuestros familiares, para estrechar lazos entre nosotros…”, explica.

    El resultado es un cuento escrito para niños, pero dedicado también a los mayores. “Escribí el libro pensando en una manera de facilitar a los mayores hablar de este tema con los pequeños, pero también para ayudarles a expresar sus sentimientos”, comenta Elizegi. En el libro, el niño protagonista de la historia afronta junto a su madre la aventura de luchar contra la enfermedad con todas sus fuerzas, y, juntos, logran superarla.

    El libro utiliza un tono positivo y alegre, a veces también poético, como cuando se recurre a la metáfora de las flores para referirse a la mastectomía.

    • octubre 18, 2012 07:08

      18 de octubre de @ 01:10 : Acapulco, MX
      18 de octubre de @ 01:08 : Caracas, VE
      18 de octubre de @ 01:08 : Bilbao, ES
      18 de octubre de @ 01:01 : Santurce, ES
      18 de octubre de @ 01:01 : Bogotá, CO
      18 de octubre de @ 00:56 : Chimbote, PE
      18 de octubre de @ 00:56 : Bogotá, CO
      18 de octubre de @ 00:52 : Gómez Palacio, MX
      18 de octubre de @ 00:51 : Rio Cuarto, AR
      18 de octubre de @ 00:35 : Santa Cruz, BO
      18 de octubre de @ 00:27 : Arecibo, PR
      18 de octubre de @ 00:27 : Durango, ES
      18 de octubre de @ 00:27 : Astrabudúa, ES
      18 de octubre de @ 00:26 : Mexico, MX

  16. Tomás OTRO CUENTO “Una flor de repuesto para mamá” permalink
    octubre 18, 2012 00:23

    http://www.rebekaelizegi.com/2010/12/una-flor-de-repuesto-para-mama.html

  17. Una hierba china contra el cáncer de páncreas permalink
    octubre 18, 2012 20:43

    Muchos de los fármacos de uso corriente en la actualidad tienen su origen en plantas y compuestos naturales; es el caso de la aspirina, ‘hija’ del sauce blanco o algunos quimioterápicos derivados del tejo. Una de esas plantas, usada desde hace años por la medicina tradicional china, ha demostrado en ratones potencial contra el cáncer de páncreas.

    Los resultados, que pueden leerse esta semana en ‘Science Traslational Medicine’, son todavía demasiado preliminares, porque sólo se han probado en ratones y en líneas celulares; aunque no por eso menos esperanzadores.

    La hierba en cuestión es ‘Tripterygium wilfordii Hook f.’, también conocida como liana (o vid) del dios del trueno. En la principal base de datos de estudios médicos, PubMed, pueden leerse más de 700 referencias científicas con este vegetal, bien conocido hasta ahora por sus propiedades antiiflamatorias. El problema que tiene el ‘Tripterygium’ es que se disuelve muy mal en agua, lo que ha impedido un uso más extendido como fármaco. Para superar esta barrera, investigadores de la Universidad de Minnesota (EEUU) han diseñado un derivado sintético de esta planta, al que bautizaron como minnelide.
    ‘Tripterygium wilfordii’.|

    ‘Tripterygium wilfordii’.

    En el estudio preclínico que esta semana publican Ashok Saluja (presidente de la Asociación Internacional de Pancreatología), este compuesto ha mostrado un fuerte efecto contra las células malignas de diversos tumores pancreáticos. En varios modelos de ratones avatar (a los que se les impmantó un tumor de páncreas de origen humano) y también en roedores modificados genéticamente. Saluja y su equipo observaron que minnelide era capaz de ‘exterminar’ las células tumorales y reducir el volumen de la masa; asimismo, redujo la capacidad migratoria de las células malignas y aumentó la supervivencia de los animales.

    Como explica Saluja, todos los datos recogidos indican que estamos ante un potente anticancerígeno, aunque aún queda un largo recorrido antes de que pueda comenzar a usarse en un ensayo clínico en humanos. El siguiente paso, ahora, consiste en probar el derivado de esta milenaria planta chinas en otros mamíferos más grandes. A pesar de todas estas cautelas, una perspectiva que publican en la misma revista Sunil Hingorani y John Potter, del centro de cáncer Fred Hutchinson, recuerda que cualquier intento es bueno para hacer frente a uno de los tumores de peor pronóstico en la actualidad.

    “En los últimos 15 años, con muy pocas excepciones, todos los ensayos en fase 2 y 3 han fracasado en hallar una alternativa más eficaz que la gemcitabina”, recuerdan en su comentario. “No nos podemos permitir seguir fallando continuamente”. En este sentido, apuntan a que la potente actividad antiinflamatoria del ‘Tripterygium’ podría estar detrás del efecto antitumoral observado en el estudio de ‘Science’: “cada vez hay más evidencias de que los procesos inflmatorios son pro-cancerígenos”, recuerdan.

    http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/10/17/oncologia/1350486194.html

  18. Mujer del Honorable Putifar permalink
    octubre 18, 2012 20:51

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: