Skip to content

BRUMAS DE ESPERANZA – 1ª parte

abril 25, 2015
AGUSTIN

AGUSTIN

 

BRUMAS DE ESPERANZA (Ganador del Primer Premio en el Certamen literario de ámbito regional celebrado en el Ayuntamiento de Moya en el año 2015)

 

 

1280px-Valverde2009

Valverde

 

Primera parte:

El barrio de Tesine a esas horas y en pleno mes de mayo tenía la apariencia de un sueño plata y perezoso que nunca fuera a despertar. La bruma asentada frente a la ventana tenía en sí misma el misterio de la vida y el sin sentido de un día más.

María se frotó la cara para hacerla entrar en calor. A esas horas matinales la piel de su hermoso y joven cuerpo amanecía fría como la escarcha aunque el hielo del invierno ya se había retirado semanas atrás. Los huesos tampoco despertaban mejor, todavía estaban en febrero como si el tiempo no fuera con ellos.
Ya tenía la cafetera al fuego y Carlos, su marido, se ponía el remendado pantalón verde y las botas sucias y gastadas del trabajo como si nunca lo hubieran dejado en paro; como si ya la cuadrilla lo estuviera esperando en La Calle; como si no se hubiera pasado toda la noche sin poder dormir pensando qué hacer para arrastrar un día más sin vivir.
Vivir, para Carlos; para sus padres, tíos y vecinos; y por supuesto para María, era un concepto inseparable del trabajo. Trabajar era vivir y vivir era trabajar. Estar en paro era tener una grave enfermedad.  Desde pequeños María y Carlos no habían conocido otro quehacer. Es verdad que fueron a la escuela hasta los catorce ella y hasta los trece él. Pero aquella experiencia fue más bien un tiempo de juego y descanso de lo realmente importante.

Cuando el Colegio de Valverde abría las puertas por la mañana tanto Carlitos como la pequeña María ya llevaban horas levantados. Habían desayunado la leche fresca con gofio e higos pasados. Habían ido a los animales él y a limpiar la cuadra y repartir la leche ella. Después se habían lavado lo mejor posible en un baño que compartían las dos casas sin agua caliente y con tan sólo el váter y un viejo lavabo que por más que sus madres se empeñaban cada día en frotar y frotar no conseguían extraer las manchas amarillas que de viejo tenía incrustado en su superficie así como el tiempo también había arrugado la piel de sus madres que a fuerza de pasar tantos años trabajando en el campo con el sol de las montañas habían envejecido antes de tiempo.

mirando-ventana

No eran hermanos pero como si lo fueran. La pequeña María desde la ventana de la cocina podía ver la luz encendida en la casa de Carlitos. Eran compañeros y anejos en las labores del campo junto con sus padres y tíos aunque quizás lo más importante para la pequeña María fue que Carlitos era el único niño en el Colegio que miraba por ella y no dudaba en liarse a tortas con dos niños de rabo blanco (de familias acomodadas) que aprovechaban la menor oportunidad para dejarle claro a la pequeña María que olía a mierda a de vaca y no merecía ir al mismo colegio que ellos.

En realidad era la mentalidad de ellos la que sobraba pero Franco todavía no había muerto y aún eso a fuerza de no poderse decir nadie lo escuchaba.

beso-en-la-puesta-del-sol,-dibujos-animados-de-pareja,-amor,-cueva-148720

“ESTADO DE DESPROTECCIÓN”

abril 10, 2014
by

Lucha Contra El Cáncer: Beatriz Figueroa es una de las páginas de facebook que sigo prácticamente a diario. Su lucha personal, primero con una huelga de hambre y luego recogiendo firmas para hacerse oír, no deja de ser una lucha de todos. Cualquiera nos podemos ver en una situación similar…por eso mi apoyo.

Esta semana por fin ha entregado esas firmas en el Congreso de los diputados con la esperanza de ser escuchada, atendida y entendida.

 

Ahora sólo queda esperar que el garrapateo de nuestra casta política para con los más débiles se sienta vulnerable y actúe en consecuencia. En consecuencia digna, claro.

 

Es largo el texto pero merecedor de ser leído, reflexionado y compartido.
ÁNIMO BEATRIZ y a todas las Beatrices, que por unas causas u otras se ven en situaciones similares.

 

Beatriz  en la entrega de las 378.000 firmas ante el Congreso.

Beatriz en la entrega de las 378.000 firmas ante el Congreso.

 

Texto de “La Buhardilla de Álber”.

“A menudo acude últimamente a mi cabeza una frase de Garbiñe Biurrum, Presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia Vasco. La jueza dijo que un estado incapaz de garantizar los derechos básicos de los individuos que lo componen es un estado fallido.

Un amigo mío matizó entonces a través de Twitter que ni mucho menos se trataba de una falta de capacidad, sino de voluntad. Que los dirigentes actuales (y los anteriores, y los de más atrás) no deseaban que el Estado Social y del Bienestar se impusiera a la injusticia generada a raíz de eso que llaman crisis económica y financiera. Pero mi colega defendía que recursos existían y que el socorrido discurso del recorte en prestaciones sociales por falta de fondos suponía una burda milonga.

No se puede afirmar rotundamente que los políticos que dirigen o han dirigido los designios de este país (al que, como decía Alfonso Guerra, de seguir así “no lo va a conocer ni la madre que lo parió” –pero para mal–) tengan un deseo real de que se generen y perpetúen situaciones de desprotección. Eso supondría aseverar que hacen daño a conciencia y a propósito, y cualquier penalista sabe que el ánimo doloso es la parte más difícil de determinar a la hora de analizar la conducta delictiva.

Pero lo que sí resulta objetivo es que existen supuestos de flagrante desamparo que afectan a determinados colectivos. Circunstancias que no sólo no son resueltas por el Estado, como es su obligación y su deber constitucional, sino que para colmo son fomentadas e incluso provocadas a través de la legislación. El Capítulo III del Título 1 de la Constitución (esa que a todos los políticos les gusta tanto nombrar) dice muchas cosas referentes a los derechos económicos y sociales de los españoles. Todas ellas son papel mojado y resulta imposible reclamarlas jurídicamente debido a como está configurada nuestra Carta Magna. En verdad, queda a la libre voluntad del legislador y sobre todo del gobernante el grado de interés que se tome a la hora de garantizar condiciones de vida digna para los ciudadanos.

 

Aunque existen múltiples ejemplos, me voy a centrar en uno que me parece especialmente relevante. Se trata de la desprotección que sufren las personas que padecen cáncer o problemas de salud de especial gravedad, sobre todo mientras se encuentran en situación de desempleo. Al drama personal que supone contraer una enfermedad que pone en riesgo la propia vida se une aquí el hecho de que se produzca después de la pérdida de un trabajo, imposibilitando a la persona para insertarse de nuevo en la vida laboral. Un vendaval de vulnerabilidad que sopla por los dos costados, con fuerza suficiente para derribar al más pintado.

 

Muchos pensarán que es entonces cuando se activa el resorte del Estado para cubrir las graves necesidades del afectado en cuestión. Que la Constitución consagra a España como un Estado Social que posee mecanismos para paliar las dificultades a las cuales se ven sometidos sus ciudadanos. Sin embargo, esto no es así en este caso ni en muchos otros. El Estado los falla.

 

El artículo 222.3 de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS) establece que aquel que, estando en el paro, sufriera una enfermedad que le imposibilitase trabajar continuará cobrando la prestación por desempleo. Si el problema de salud no se hubiera solucionado tras agotarla, seguirá en situación de incapacidad temporal (IT). Es decir, dejará de depender del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y su pensión la pagará el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

31

Eso, que aparentemente suena a bicoca y a proteccionismo del Estado, se traduce en la práctica en que el enfermo comenzará a percibir 426 euros al mes (el 80% del IPREM), tal y como establece el RD Ley 3/2004. Antes de ese decreto aprobado por el gobierno socialista de Zapatero la cuantía era el 75% del Salario Mínimo Interprofesional, también una cantidad a todas luces insuficiente, pero algo superior.

 

Esos 426 euros mensuales constituyen todos sus ingresos para subsistir. Sólo esos. En realidad, algo menos, pues en el caso de que el trabajador (así se le define curiosamente en la ley, aunque, en esa coyuntura, de trabajador tenga más bien poco) padezca un carcinoma o cualquier otra enfermedad que implique tomar medicación, tiene que abonar el 40% de los fármacos que tenga prescritos. Esto es así desde que entró en vigor el RDL 16/2012 (el famoso decreto del copago sanitario promulgado por el gobierno Rajoy).

inss
(Imagen: blogs.lexnova.es).

 

Es fundamental hacer notar que la diferenciación que hace el precepto entre las personas que enfermaron cuando aún estaban trabajando y las que lo hicieron estando ya en el paro es muy elevada. En el primer caso, una vez que se agota la prestación por desempleo, la persona sigue recibiendo esta misma cantidad. Es decir, el cobro del conocido popularmente como paro se alarga, pero en concepto de pensión por IT. Esta renta normalmente es bastante más elevada que esos 426 euros (aunque no necesariamente, depende obviamente de lo que cotizara la persona en su último empleo).

Pero el desprecio legislativo de la Administración hacia estos enfermos desempleados (ahora sí, a todos) no se queda ahí. Cuando acaba su período de IT y el INSS considera que se hallan recuperados, se pueden producir dos situaciones: la primera, que se les aparezca la Virgen y consigan trabajo; la segunda (y absolutamente habitual en España), que no, en cuyo caso podrían tener derecho a cobrar el subsidio para parados de larga duración (de nuevo, 426 euros; artículos 216 y 217 de la LGSS). Puede haber una tercera (la peor de todas y ni mucho menos infrecuente), y es que el afectado no se halle realmente recuperado y haya habido un error en la calificación del INSS, pero de eso hay que tratar más adelante.

 

En el segundo supuesto, la persona necesita reintegrarse en el mercado laboral, algo nada fácil debido a la especial fragilidad en la que se encuentra tras haber superado una enfermedad tan brutal como es el cáncer, que además es muy probable que le haya dejado secuelas, tanto físicas como psicológicas. ¿Cuántas son las posibilidades de hallar trabajo después de haber estado muchos meses, cuando no años, en el paro y llevando un cáncer a rastras? Desde luego, poquísimas. A mayores, necesita subsistir como cualquier persona y las estreches económicas derivadas del desempleo y de la falta de cobertura del Estado debilitan aún más sus opciones de reintegrarse a la vida laboral.

 

Pero, por si todo esto fuera poco, el enfermo de cáncer que cobra ese mísero subsidio asistencial tiene que seguir sufragando parte de su tratamiento médico, que en ocasiones será crónico, derivado de la propia enfermedad o de las secuelas, nada infrecuente. En efecto, a veces la persona que ha sufrido cáncer tiene que tomar medicinas para el resto de sus días. Y pagar el 40% de las mismas, según el Decreto del copago sanitario ya mencionado. Este sólo excluye de la aportación a cuatro colectivos. Y entre ellos no está el de las personas enfermas que perciben pensiones contributivas (aquellas que se cobran por haber cotizado), independientemente de que sean muy exiguas (426 euros) y de que su situación sea tan dramática como el haber sufrido cáncer.

Por lo tanto, y resumiendo: una persona que haya trabajado durante diez, quince, veinte o treinta años, haya sido despedida durante la crisis y haya contraído una enfermedad de larga duración como el cáncer recibe del Estado 426 euros al mes además de estar obligada al pago del 40% de sus medicinas.

beatriz-figueroa-huelga-de-hambre-3

Beatriz Figueroa durante la huelga de hambre que realizó en 2013.

Esto que suena tan infame, cruel e injusto no es una película de terror, sino una situación real como la vida misma, dura y cruel, que sufren o han sufrido un número importante y desconocido de personas en España. Si bien ahora se ha agravado, hay que señalar que siempre ha habido una desprotección en este sentido, pues el INSS siempre ha sido tremendamente reticente a la hora de otorgar la incapacidad permanente, aunque sea revisable. Existen múltiples ejemplos de resoluciones absolutamente descabelladas procedentes del INSS en las que se considera que una persona goza de la salud adecuada para trabajar cuando realmente ni mucho menos es así. Sin embargo, hasta hace bien poco esta grave problemática ha permanecido casi en la sombra, siendo conocida pero ignorada por la mayor parte de la ciudadanía, salvo por los propios perjudicados (beneficiarios según la ley) y los más cercanos a ellos.

Es precisamente una de esas personas quien ha hecho posible que este asunto tenga mayor visibilidad del que ha tenido hasta ahora. Se llama Beatriz Figueroa, en 2011 se le diagnosticó un carcinoma del que ha sido intervenida en tres ocasiones y es la responsable de que yo esté escribiendo este artículo así como el próximo que publicaré, el cual versará sobre su lucha y la respuesta recibida por parte de los diferentes estratos de la sociedad.

Ahora me centraré únicamente en la iniciativa jurídica que Beatriz ha puesto en marcha con muchísimo sacrificio, pensando no en ella, pues desafortunadamente nada ni nadie puede ya impedir que su enfermedad haya significado precariedad, sino en que ninguna persona tenga que pasar por el mismo infierno económico, lo cual la dota de más valor si cabe.

Esta abogada y periodista viguesa ha conseguido que se vaya a debatir en el Congreso de los Diputados (dentro de la Comisión de Empleo y Seguridad Social), como Proposición no de Ley, una propuesta redactada por Javier Cabeza, catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social, en la que se introducen modificaciones a la Ley General de la Seguridad Social. Todos sus esfuerzos hubieran sido baldíos de no haber sido por Olaia Fernández, diputada del Grupo Mixto (perteneciente al BNG), que ha sido quien ha llevado la propuesta hasta la Cámara Baja. Aún no se sabe cuando se debatirá, pero en teoría será de forma inminente, aunque los diputados llevan posponiéndolo desde hace semanas. Fernández también la presentó como Proposición de Ley para que sea debatida en el Pleno del Congreso. Ha sido tomada en consideración, pero aún no hay fecha para su debate.

 

En la citada iniciativa se propone que a partir de ahora los enfermos de carcinoma obtengan la incapacidad permanente (revisable) tras la finalización del período de incapacidad temporal siempre que aún hubiese pendientes revisiones médicas espaciadas en seis meses, pues en esos casos se entenderá que aún no se ha producido una curación definitiva. También se recoge el derecho a la reserva del puesto de trabajo para el trabajador que hubiera sido diagnosticado de cáncer, con independencia del tiempo que transcurra hasta la curación. De la misma forma, el Gobierno se obliga a elaborar un reglamento en el cual establezca preferencias y reservas de puestos de trabajo para todas las personas que hayan padecido carcinoma, con el fin de que se reintegren profesionalmente.

El motivo por el que se ha restringido la proposición a los enfermos de carcinoma es “por el protocolo médico que existe”, según aclara Beatriz. “Hay un riesgo de recaída y una periodicidad en las revisiones que permite determinar hasta cuando se puede conceder de oficio la incapacidad permanente”.

 

Sin perjuicio de esto, creo que existen enfermedades que conllevan un proceso de recuperación largo al que también sería extensible por analogía esta propuesta, en el caso de que finalmente se tradujera en revisión normativa (para lo cual queda mucha tela que cortar).

 

 

Bajo mi punto de vista, esta proposición resulta insuficiente, aunque supondría un paso adelante en el caso de que se llevara a cabo la modificación que contiene. Entiendo que el problema subsistiría, ya que la injusticia de base radica en que la cuantía que les corresponde a los enfermos desempleados durante el tiempo de incapacidad temporal es absolutamente irrisoria (426 euros) e insuficiente para llevar una vida independiente y en unas condiciones económicas dignas. En el hipotético caso de que la proposición tuviera éxito, esas personas seguirían teniendo como única renta mensual durante 18 meses (plazo máximo de la IT) la “tarifa plana” (como la denomina irónicamente Beatriz) de 426 euros. Sin olvidar que de ese dinero hay que restar el gasto de los medicamentos. No obstante, “mejor eso que nada”, reconoce la propia artífice de que ahora al menos las personas que estén o vayan a estar en el futuro en esta situación tan crítica tengan una cierta esperanza en que les sea reconocida una protección de la que ahora carecen.

 

Claro que para ello los representantes que han sido elegidos democráticamente por el pueblo español deben convertir la propuesta en una verdadera respuesta legislativa.

 

En este punto soy tremendamente escéptico, aunque he de reconocer que la fe que tiene Beatriz me ha hecho pensar que tal vez lo consiga. Probablemente no porque la cúpula de los partidos políticos que controlan férreamente a los señores diputados y dirigen su voto y sus debates políticos estén por la labor, sino porque alguno de estos últimos, tal vez con algún familiar enfermo de cáncer, entienda que la legislación actual conduce al desamparo, a la pérdida de toda autonomía económica y, en el peor de los casos, a la exclusión social y a la muerte en circunstancias penosas. O simplemente reaccionen favorablemente porque se vean desbordados por la presión mediática, aunque para ello hace falta que los medios de comunicación se impliquen muy en serio con esta cuestión. Y, sobre todo, que la gente sea consciente de la grave injusticia. Que repare en el hecho de que España cada día está más cerca de países como Estados Unidos, donde la protección social brilla absolutamente por su ausencia y queda a merced de seguros privados de salud o de planes de pensiones en entidades financieras.

 

Firmas en apoyo de la petición de Beatriz Figueroa.

Firmas en apoyo de la petición de Beatriz Figueroa.

 

Por el momento, Beatriz ha conseguido convencer a más de 360.000 personas para que apoyen su petición a través de la plataforma change.org. El objetivo es llegar a la cifra de 500.000 y, aunque cuando comenzó parecía una utopía, ahora es muy probable que se pueda conseguir con un impulso más a la hora de difundirla. Sin embargo y como ella misma dice, el camino está siendo muy duro y plagado de decepciones a todos los niveles. Pero esta dimensión social del problema la trataré en el próximo artículo, porque merece un espacio aparte.

 

Beatriz va a entregar personalmente a los grupos parlamentarios todas las firmas conseguidas hasta el momento. Iba a hacerlo el jueves 3 de abril (hasta el punto de que había cambiado dos pruebas médicas que tenía programadas para poder viajar a Madrid), pero el lunes recibió un sorprendente correo en el que se le informaba de que los diputados se quedaban esta semana en sus respectivas circunscripciones.

No obstante y pese a la importancia de los apoyos por Internet, la verdadera clave de la cuestión es que la ciudadanía ha de ser consciente, sin exageraciones ni tibiezas, de que la Administración prácticamente los abandonaría si cayeran enfermos de cáncer, dándoles apenas unas migajas, los restos de los desperdicios del flamante Estado del Bienestar. Ese mismo concepto con el que se les llenaba la boca a los políticos antes de que fuera derruido por los sucesivos gobiernos, especialmente el actual, que han sido incapaces de entender su función y de priorizar las verdaderas necesidades. Al contrario, han entrado a degüello, practicando tajazos discrecionales, sin ningún tipo de criterio, con arbitrariedad desmedida. Han pensado que la solución para hacer sostenible ese régimen de protección social es dejarlo bajo mínimos. Hacer que cubra de forma levísima las situaciones de necesidad y actúe como una especie de salvavidas de los extremadamente desesperados, pero de una forma absolutamente pírrica e insuficiente para su reinserción en la vida laboral activa. Si no que se lo digan a Beatriz, quien, tras haber cotizado veinte años, ahora se ve percibiendo la Renta de Inserción Activa (como no podía ser de otra manera, 426 euros, su “tarifa plana”). Aunque al menos ahora puede expulsar un breve soplido de alivio, pues por fin está dentro de uno de los colectivos excluidos del copago sanitario, así que, tras treinta meses pagando el 40% de los mismos, se ve por fin liberada de esa carga, aunque no de las demás, ni por supuesto de su enfermedad.

 

La conclusión de todo esto es que los más vulnerables son los que más sufren el brutal desmonte de ese Estado del Bienestar, que hoy por hoy en España no es más que un contenedor de sobras en el que tienen que rebuscar los dependientes, los pensionistas, los desempleados y, en el caso que nos ocupa, los enfermos de cáncer. El Estado que, por incapacidad o falta de voluntad de sus dirigentes, no protege a sus ciudadanos más vulnerables. El Estado fallido.”

 

http://labuhardilladealber.wordpress.com/2014/04/05/estado-de-desproteccion/comment-page-1/#comment-190

 

 Tomás.

 

 

 

Madrid 22 M – Marchas de la DIGNIDAD

marzo 21, 2014
Marchas_de_la_Dignidad_22M
NO AL PAGO DE LA DEUDA
NI UN RECORTE MÁS
FUERA LOS GOBIERNOS DE LA TROIKA
PAN, TRABAJO Y TECHO PARA TODOS Y TODAS
papelpluma
“En 2014 nos encontramos ante una situación extremadamente difícil, una situación límite, de emergencia social, que nos convoca a dar una respuesta colectiva y masiva de la clase trabajadora, la ciudadanía y los pueblos.
Millones de trabajadores y trabajadoras se encuentran sin empleo. Tener unas manos para trabajar; tener una carrera terminada; disponer de tu capacidad tanto manual como intelectual y no encontrar un trabajo digno es humillante. Se está desperdiciando el talento colectivo de una sociedad, hipotecando indefinidamente su futuro. Los trabajadores y trabajadoras no se merecen este atropello a nuestra dignidad colectiva.
Cientos de miles de familias han perdido su casa. No hay nada más inhumano que desalojar a una familia de su hogar, solo para alimentar la voracidad insaciable de unos banqueros sin escrúpulos. Banqueros a los que los estados siervos de la Troika alimentan a costa de empobrecer aún más a la clase trabajadora y a las personas más indefensas.
Mientras, la patronal, aprovechando el drama del paro masivo, aprieta las tuercas a la baja de los salarios y de las condiciones de trabajo a las personas que aún tienen un empleo. Trabajadores y trabajadoras que, ante la difícil situación, no pueden ni siquiera cuestionar su papel de meros explotados/as por el capital. El sistema intenta obligarnos a mostrar agradecimiento a los empresarios, convertidos por el sistema en benefactores de la sociedad. Es hora de repartir el trabajo y la riqueza, y que las personas trabajadoras puedan sentirse dueñas de su futuro.
Nuestra juventud no tiene posibilidad de forjar un proyecto de vida digno con las actuales políticas y  se ve abocada a buscarse la vida en el extranjero como antes hicieron nuestros padres y abuelos.
Decimos no a un sistema patriarcal que nos arrastra a épocas del pasado, quitándonos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, negándonos la capacidad para decidir sobre si queremos o no ser madres, provocando la vuelta a los hogares para dedicarnos a la crianza.
Estamos sufriendo las políticas ejecutadas por el gobierno del PP al dictado de la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), consistentes en el robo de derechos y el empobrecimiento generalizado de la mayoría social. Estas políticas que se fundamentan en el pago de una Deuda ilegítima que no han contraído los ciudadanos y ciudadanas, son producto de la especulación bancaria y los excesos de los distintos gobiernos.
Privatizan lo rentable mientras nos recortan el presupuesto en salud, educación, dependencia, transportes públicos, agua, energía, comunicaciones, servicios sociales, etc.., lo que redunda negativamente en nuestros derechos ciudadanos. Se ríen de nuestros mayores que sufren una enorme pérdida de su poder adquisitivo, mientras ven como sus ahorros de toda la vida están secuestrados por la estafa bancaria de las preferentes y otros productos financieros delictivos.
El gobierno del PSOE, con el apoyo del PP, modificó el artículo 135 de la Constitución para que se priorice el pago de la deuda frente a los derechos y necesidades de las personas. Lo justificaron diciendo que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades y que había que ser austeros y, por tanto, era imperativo recortar el déficit. Sin embargo, no ha habido ningún recorte a la hora de inyectar decenas de miles de millones de euros para salvar a los bancos y especuladores.
Están aprovechando la crisis para recortar derechos. Estas políticas de recortes están causando sufrimiento, pobreza, hambre e incluso muertes y todo para que la banca y los poderes económicos sigan teniendo grandes beneficios a costa de nuestras vidas.
Porque nos han robado la libertad.  Al capitalismo le sobran las libertades y los derechos de la mayoría social. Es un sistema que busca exclusivamente el beneficio privado de unos pocos y que nos lleva inexorablemente a una catástrofe medioambiental y social de alcance incalculable.
Para la mayoría social esta crisis-estafa está significando un gigantesco drama humano. Sin embargo, para una insignificante minoría supone un gran negocio. Y cuando se protesta, siempre obtenemos la misma respuesta: la represión y criminalización del sindicalismo de clase y de los movimientos sociales. Es un sistema que necesita la represión para mantenerse y que debe ser superado con la lucha en la calle.
La descomposición del régimen surgido de la Constitución del 78 se hace evidente debido a los mismos elementos presentes en su nacimiento, el cual tuvo lugar en contra del pueblo, está corroído por la corrupción y no tiene ninguna legitimidad. Los derechos y libertades nos han sido robados para favorecer los intereses de una minoría y asegurar sus beneficios, los mismos que nos han llevado a este estado de excepción social, a base de desmantelar la educación y la sanidad públicas, de reducir drásticamente las pensiones de nuestros mayores, de apoderarse de nuestras  viviendas y de cerrar empresas, y despedir a miles de trabajadoras y trabajadores.
Los distintos Gobiernos se sitúan fuera de la legalidad, convierten en negocio los derechos que tanto costaron conquistar y sustentan la corrupción, un hecho generalizado pero no independiente del sistema económico, que forma parte de la estructura misma de esta sociedad y es indispensable para su desarrollo. Tanto los corruptores como los que se dejan corromper forman parte de este sistema injusto de producción y distribución de la riqueza.
Llamamos a los pueblos a que ejerzan su soberanía, alzando su voz de abajo arriba, democráticamente, para construir un proceso constituyente que garantice realmente las libertades democráticas, el derecho a decidir y los derechos fundamentales de las personas.
Desde la MARCHA DE LA DIGNIDAD 22M, consideramos que es importante articular una movilización unitaria, masiva y contundente contra las políticas que atentan contra los derechos humanos y la justicia social.
Una movilización contra el pago de la deuda, por el empleo digno, por la renta básica, por los derechos sociales, por las libertades democráticas, contra los recortes, la represión y la corrupción, por una sociedad de hombres y mujeres libres, una movilización contra un sistema, un régimen y unos gobiernos que nos agreden y no nos representan.
Exigimos, por tanto, que se vayan. Que se vaya el Gobierno del PP y, también, todos los gobiernos que recortan derechos sociales básicos, todos los gobiernos que colaboran con las políticas de la Troika.
Por eso hacemos un llamamiento a llenar de dignidad y rebeldía la capital del Estado español, Madrid, el 22 de Marzo. Ese día llegaremos columnas de todas las latitudes de la Península a Madrid y convocamos a los madrileños y madrileñas a salir a la calle e incorporarse a esa gran movilización de la mayoría social.”
PAN, TRABAJO Y TECHO
A LA CALLE!!, QUE YA ES HORA

 

1544287_10151978253208317_970867549_n Cartel_generico_Marchas22marzo marcha-dignidad murcianos-iran origin

 

 

 

11 M – 10º aniversario

marzo 11, 2014
by

Rodolfo Ruiz, excomisario de Vallecas, se convirtió en el chivo expiatorio de unos y de otros.

Rodolfo Ruiz, excomisario de Vallecas / foto de Luis Almodóvar

Rodolfo Ruiz, excomisario de Vallecas / foto de Luis Almodóvar

A Rodolfo Ruiz le destrozaron la vida. Es una de las grandes víctimas de las teorías conspiranóicas del 11M. Él y su familia. Su esposa acabó suicidándose. Y su hija también necesitó tratamiento psicológico. Las insultaban por la calle. Y todo porque los propagandistas de esas teorías decían que la mochila hallada en la comisaría de Vallecas la había colocado él allí para desviar la atención sobre los autores del atentado.

El 11 de marzo de 2004, el día en que trenes cargados con mochilas de dinamita fulminaron 191 vidas en Madrid, Ruiz era el comisario del madrileño barrio de Vallecas. Y resultó que uno de los trenes de la muerte estalló en su jurisdicción, la estación del Pozo del Tío Raimundo.

Durante su entrevista con EL PAÍS, en Zaragoza, en más de una ocasión la mirada de Ruiz se queda perdida en el vacío del recuerdo. Se resiste, pero no puede evitar las lágrimas (hace nueve años, compartiendo mantel con un fiscal y un alto cargo policial, ya entonces se le quebraba la voz a Ruiz mientras contaba los padecimientos de su familia cuando salían a la calle).

Del 11-M nunca olvidará lo que vio al bajarse del coche oficial en el Pozo del Tío Raimundo. Aquellas impactantes imágenes “de cadáveres retorcidos entre amasijos de hierros”. Ni se le borrará el sonido de teléfonos móviles que nadie contestaba. Llamadas que salían de entre los hierros. Ya estaban allí los artificieros de la policía, los TEDAX y otros agentes policiales. “Esa misma mañana los TEDAX me avanzaron que los explosivos no eran de ETA. Di instrucciones de que se recogieran en bolsas, recuerdo que eran grandes y negras, los efectos personales de las víctimas, ropas, zapatos, y cualquier objeto que sirviera para la investigación. Llegó la juez de guardia, de los juzgados de la plaza de Castilla, y decretó que todas las bolsas fuesen depositadas en una dependencia adecuada de la comisaría. Pero sucedió que cuando los agentes iban con ellas hacia la comisaría, los TEDAX dijeron que no, que había orden de que tanto esas bolsas como las de los otros trenes que habían estallado fueran depositadas en uno de los pabellones del recinto ferial del Ifema [ese día, la morgue de la tragedia]. Y eso se hizo.

Cuando volví a ver a la juez, se lo comuniqué y me dijo que no, que ella había redactado una resolución según la cual debían quedar a disposición judicial en la comisaria. Como las bolsas ya habían llegado al Ifema, ordené a los agentes que volvieran a recogerlas y las llevaran a comisaría, donde habilitamos una dependencia, y quedaron bajo llave, para no quebrar la cadena de custodia. Un grupo de policías se encargó de inventariarlo todo”. “Sobre las once de la noche me fui a casa a dormir: estaba rendido…”, apunta Ruiz. Poco duró el descanso.

Hacia las una de la madrugada, sonó el teléfono en su casa, Ya estaba en la cama: “Jefe, hemos encontrado una bomba en una mochila que había dentro de una de las bolsas.

-¡¡¡Una bomba!!! El grito despertó a su hija.

-Pero tranquilo, jefe, no ha pasado nada. La hemos sacado al parque y ya están aquí los TEDAX

-Voy para allá -zanjó Rodolfo. “No vayas, papá, que te puede pasar algo”, recuerda que le pidió

su hija.

Cuando Ruiz llegó, la bomba ya estaba desactivada. Era la única de las colocadas en los trenes que no explotó. Y la que iba a dar pistas cruciales para atrapar a los islamistas que luego se inmolaron en un piso de Leganés acorralados por los GEO. Condujo hasta El Chino y los otros terroristas que, además, quisieron volar un AVE para agigantar la masacre de Atocha.

Su hija y su esposa cayeron en una profunda depresión. La menor se recuperó perfectamente, pero su mujer acabó quitándose la vida.

Pero aparte de las pistas, también propició su linchamiento mediático. Rodolfo Ruiz nunca fue de ideas socialista, aunque meses después de lo de la mochila dejó Vallecas y fue aupado a la jefatura de la Brigada de Información de Madrid, ya con el PSOE en el poder tras el atentado.

En Ruiz, los conspiranóicos hallaron el instrumento perfecto para su teoría: un policía con acceso directo a una de las pruebas, la mochila, y ascendido tras la llegada de Zapatero a La Moncloa). Los insultos sobre él arrecieron poco después cuando fue procesado por la detención de dos ediles del PP del municipio de Las Rozas que intentaron agredir al exministro José Bono durante una manifestación de asociaciones de víctimas del terrorismo. El PP, que arropaba la manifestación, le puso una querella por detención ilegal, y logró sentarle en el banquillo. Le absolvió el Supremo. Fue lo que se llamó el caso Bono. Ruiz se convirtió así en la diana de los abanderados de la tesis según la cual ETA y fuerzas policiales afines al PSOE se habían compinchado para sacar al PP del poder y elevar a Zapatero.

“Hasta de asesino llegaron a tacharme en la radio. Decían que yo había manipulado la mochila. Todo un disparate. Los llevé a los tribunales por injurias y calumnias, pero nunca los condenaron. Muchas veces se olvida que entonces mis mandos eran del PP, y que el ministro era Ángel Acebes y el presidente del Gobierno, Aznar. Yo estaba en mi casa cuando supe por primera vez de la mochila y de la bomba… Todo era absurdo, pero empezó a hacer mella en mi familia. A mi hijo le dijeron que su padre era un asesino; y las vecinas se acercaban a mi mujer para decirle que si la radio y los periódicos decían tal o cual cosa… Y luego lo del caso Bono, el proceso judicial…”.

Su hija y su esposa cayeron en una depresión. La menor se recuperó, pero su mujer acabó quitándose la vida. “Ya no aguanto más”, recuerda Rodolfo (otra vez afloran las lágrima) que le dijo el día antes de irse de este mundo, cuando fue a visitarla a la clínica. “Y eso que entonces el Supremo hacía un mes que me había absuelto del caso Bono”. Y también era la época en que la teoría conspirativa se daba de bruces en los tribunales y sus seguidores, los llamados peones negros, se descolgaban viendo cómo se apagaba aquel tic tac, tic tac que espera a un Godot que nunca llega.

A él le daba igual lo que le dijeran, pero sucumbió a la congoja de ver cómo sufrían los suyos. Solo se sintió feliz aquel día en que su esposa y su cuñada llegaron encantadas a casa,entonces vivía en Aravaca, porque se habían encontrado con Mariano Rajoy en el parque y le habían rogado que el PP no hiciera daño a su marido (el PP se había querellado contra él por el caso Bono. “Eso es un tema del PP de Madrid, no os preocupéis que no pasará nada…”, dice él que le dijeron ellas que les había dicho el hoy presidente del Gobierno y entonces aspirante. En los tribunales, el PP fue su látigo. Hasta que el Supremo le absolvió, Ruiz estuvo inhabilitado profesionalmente.

Quiso incorporarse, pero sus mandos, aquellos a los que siguiendo la teoría habría servido manipulando la mochila, no le dejaron. Le veían muy noqueado.

Al final, también él cayó en una gran depresión: sus compañeros le retiraron la pistola, temían que también quisiera irse de este mundo. En la entrevista con EL PAÍS, Ruiz se confiesa: “Llegué a pensar en pegarme un tiro”. 40 días después de quedarse viudo, su hijo, para sacarle de casa, le llevó a la sierra (era un “fan de la sierra madrileña”). Pero las desgracias nunca vienen solas. “Iba andando, pensando en mi esposa, que le gustaba acompañarme en la sierra, pise un trozo de hielo, me resbalé y me fracturé el fémur en tres partes”.

Un año convaleciente.

Rodolfo Ruiz puso tierra de por medio y se fue a vivir a Zaragoza, donde ha rehecho su vida.Ahora sí fluye en él la sonrisa. Está prejubilado. Y trata de borrar de su mente la fotografía de los móviles que no contestaban. Y, sobre todo, el día que, en la clínica, presintió que hablaba por última vez con su esposa. Pero esas pesadillas ya pertenecen al pasado, igual que aquellas teorías.

http://politica.elpais.com/politica/2014/03/08/actualidad/1394295198_919767.html

 

OROS, COPAS, ESPADAS…y ahora BASTOS.

febrero 24, 2014

 Que la monarquía ha sido siempre tratada con un ocultismo preferencial en este país es evidente y que los plebeyos, unas veces por comodidad y otras por ignorancia, no nos hemos preocupado de ella más allá de la prensa rosa, también es evidente.

Ahora que se abren nuevas lineas de periodismo en internet y es complicado, por no decir imposible, controlarlas todas (como pasaba antes), salen a la luz hechos que derriban esa imagen de campechano del monarca.

Bajo este texto esta el enlace del articulo, donde se puede ver la documentación con la que se ha realizado.

Qué cada uno saque su propia conclusión…y opinión.

 

Violencia doméstica:

el rey Juan Carlos agredió a Sofía con Sabino de testigo

 

Sabino presenció una violenta trifulca de Juan Carlos contra Sofía, que contempló abochornado

“Me cuenta más cosas, las escenas tan horribles, yo no voy a contar ninguna intimidad, porque me contó cosas horribles de las relaciones entre el rey y la reina, no me prohibió que las contara, pero son tan duras, íntimas y violentas que yo mismo tengo el pudor de no decirlo. Después hubo una reconciliación, en años posteriores, pero en el momento en que le hizo esa faena, Sabino me contó todo”. ¿A quien le describió Sabino Fernández Campo esas cosas “íntimas y violentas” de la pareja regia? El jefe de la Casa Real fue despedido por Juan Carlos porque era el único alto funcionario que le afeaba sus irregulares conductas privadas y le advertía del peligro de que se aireasen sus continuos despropósitos, sobre todo sentimentales y económicos. Y ahora se sabe que también domésticos. Cariacontecido, después de recoger sus enseres de Zarzuela, visitó a dos de los más reconocidos críticos del monarca: el diputado del PNV, Iñaki Anasagasti y el pensador repúblico, Antonio García Trevijano. También le confió parte de su memoria a su biógrafo, Javier Fernández López, y se vio con varios periodistas, entre ellos Carlos Dávila, que se atrevió a publicar ampliamente lo que oyó. Otros 5 aluden a esa turbia relación Juan Carlos-Sabino-Sofía: Pilar Eyre, Raúl del Pozo, Carmen Rigalt, José García Abad y Martín Prieto. “Espía en el Congreso” trata de reconstruir y documentar en esta crónica, más extensa de lo habitual, lo que los medios de comunicación no se atreven a investigar y publicar.

La Casa Real, un muro impenetrable ante la violencia doméstica

La Casa Real, un muro impenetrable ante la violencia doméstica

Al menos a dos de sus interlocutores Sabino les desveló los tres grandes secretos del rey, bajo promesa de que no se supieran hasta que todos muriesen: que había sido Juan Carlos, jugando a “aprendiz de brujo”, quien había “coqueteado” con los generales Armada, Milans del Bosch y el político socialista Enrique Múgica cuando preparaban el golpe de Estado del 23-F para derrocar a Adolfo Suárez; que la reina Sofía estaba al borde del divorcio, harta de los constantes devaneos de Juan Carlos con sus amantes, el principal de entonces con la decoradora mallorquina Marta Gayá. Y el secreto más desconocido: que había presenciado una terrible escena conyugal en Palacio: la agresión por parte de Juan Carlos a su esposa Sofía, un flagrante episodio de violencia doméstica que le había abochornado.

"¡Me queréis poner un pino en la tripa!", le dijo enfadado una vez a los periodistas

“¡Me queréis poner un pino en la tripa!”, le dijo enfadado una vez a los periodistas

Solo los diputados del régimen más allegados a Zarzuela saben que, en el trato con sus subordinados, el rey tiene muy malas pulgas. Y hay que aguantarlo: Juan Carlos considera a toda la familia real, y particularmente a su esposa, como personal a sus órdenes. Y para salvaguardar su fidelidad y su silencio no se ha sonrojado al pedirle al presidente Mariano Rajoy, en pleno azote de la crisis, un sueldo millonario para las consortes. El presidente, que no le niega nada a nadie salvo a sus ciudadanos, ha dejado los salarios para 2014 así: Juan Carlos (292.000 euros), Felipe (146.000), Sofía (131.000) y Letizia (102.000). El resto son “extras”.

El carácter campechano y abusón de Juan Carlos no es ninguna novedad a sus 78 años: detrás de ese aparente buen humor, está acostumbrado a pagar silencios, agredió a su chófer, solo le gusta el dinero, las mujeres y los deportes, no lee libros, a los gays los llama “mariquitas”… De formación militar, tuvo una infancia sórdida: mató a su hermano Alfonso en un accidente doméstico, estuvo solo e internado en Suiza desde muy niño, sufrió penurias económicas y continuas novatadas de sus colegas militares cadetes que, hijos de franquistas y falangistas, no admitían la monarquía en España.

Tal cúmulo de desgracias hubiera dejado trastornado a cualquier ser humano. Por eso su entorno siempre juzgó como una temeridad que siguiera empuñando rifles y escopetas debido a su gusto por la caza. Y esa permanente afición por las armas de fuego a veces degenera psicológicamente en violencia: hasta ahora sólo había transcendido el momento en que golpeó a su conductor porque supuestamente se había equivocado en una maniobra de aparcamiento, estacionando cerca de las habituales manifestaciones de protesta que le acompañan: el rey no quería además que se supiera públicamente su enorme dificultad de movimientos. Pero además, esa mano larga también la empleó con su esposa y delante de un testigo de confianzaSabino Fernández Campo, que se lo confió a otro para que el secreto no muriese en su tumba. Nadie lo hubiese creído y lo hubieran interpretado como un despecho por su despido.

Juan Carlos siempre vio en la monarquía alauita de Hassan II un modelo a imitar: se llamaban "hermanos"

Juan Carlos siempre vio en la monarquía alauita de Hassan II un modelo a imitar: se llamaban “hermanos”

Sabino conocía bien porqué. En esa época en España era tanto el temor reverencial al rey, –similar al que en Marruecos se profesaba antes aHassan II y ahora a Mohamed VI– que ni siquiera las organizaciones feministas e institutos de la mujer –en España se cuentan por miles y todos ellos subvencionados con fondos públicos– han levantado la voz cuando el rey ha hecho valer un moderno “derecho de pernada”: fue denunciado por dos ciudadanos europeos que aseguran ser sus hijos, poseen testificales por parte de sus respectivas madres y piden una prueba de paternidad, algo que la ley española impide practicar al monarca.

Ingrid Sartiau y Albert Solá: solo piden una prueba de paternidad pero el rey alega un moderno "derecho de pernada"

Ingrid Sartiau y Albert Solá: solo piden una prueba de paternidad pero el rey alega un moderno “derecho de pernada”

Ellos sí se la han hecho y aún viviendo uno en Barcelona (Albert Solá) y otra en Bélgica (Ingrid Sartiau), sin conocerse previamente, han dado positivo: son hermanos. Pero los políticos españoles de la transición hicieron al rey “inviolable” y es inimputable por cualquier delito, tanto penal como civil. Es una interpretación muy restrictiva de su inmunidad que hace el Consejo General del Poder Judicial, sometido también a su influencia. Ningún juez en España se atrevería a decir lo contrario y de hecho las dos pruebas de paternidad fueron desestimadas por dos juezas (María Isabel Ferrer-Sama y Milagros Aparicio), para mayor escarnio del feminismo oficial y del principio europeo de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

sabino550.jpg

Sabino Fernández Campo siempre fue un testigo incómodo en la Zarzuela

El jefe de la Casa Real siempre fue un testigo incómodo en la Zarzuela y por eso Juan Carlos se lo quitó de encima. Son innumerables los testimonios que así lo acreditan, entre ellos los del propio Sabino. Todos figuran entre las fuentes de esta crónica, pero el episodio más relevante fue el que desencadenó su cese. Lo cuenta el banquero Mario Conde, urdidor de la trama:

“En el verano de 1992 lo que publicó “El Mundo” fue una vinculación del Rey con Marta Gayá, así, con nombres y apellidos. Era la primera vez que algo semejante sucedía en España. Yo hablé con Pedro Jota Ramírez y él me dio una información y yo dije: “No me la des a mí, se la das al Rey”. Y ahí, Pedro Jota Ramírez desveló sus fuentes [Sabino Fernández Campo] y el Rey se quedó tranquilo. ¿Hubiera sido posible que, a la vista de semejante información, el Rey hubiera podido hablar con Agnelli, que controlaba la mayoría del capital de “El Mundo”? Hubiera sido posible. ¿Hubiera sido posible que, después de hablar con Pedro Jota, el Rey le dijera a Agnelli que no hacía falta vender porque la culpa era de otra persona? Muy, muy posible”.

Marta Gayá, una de las muchas amantes del Juan Carlos, hablando con el conde de Barcelona

Marta Gayá, una de las muchas amantes de Juan Carlos, hablando con el conde de Barcelona

La decoradora mallorquina Marta Gayá ya era tan asidua en las estancias veraniegas del monarca en el Palacio de Marivent que los “paparazzis” podían provocar con sus fotos juntos la ruptura del matrimonio Juan Carlos-Sofía. De hecho, la reina ya había amenazado con el divorcio y su marcha a Londres, donde reside su familia exiliada de Grecia. La desavenencia conyugal hubiera supuesto un problema de Estado: no se sabía como reaccionaría la sociedad española ante su mitificado y protegido monarca. El posterior episodio de Bostwana parece que le dio la razón aSabino quien, al corriente de la situación, decidió darle un “toque”. Lo cuenta el periodista Carlos Dávila, que lo frecuentó antes de morir:

Juan Carlos, de espaldas, a bordo de un yate. La revista "Oggi" aseguró que estaba con Marta Gayá

Juan Carlos, de espaldas, a bordo de un yate, en la revista “Oggi”, que aseguró que estaba con Marta Gayá

“Eran momentos especialmente difíciles para los principales colaboradores del Rey, singularmente para el propio Sabino y, desde luego, para el director del departamento de Medios de Comunicación, una persona extremadamente educada, gentil, inteligente y bondadosa: Fernando GutiérrezLa revista italiana Oggi había publicado un reportaje en el que, sin disimulos, se refería a una cierta dama española relacionada, en información de la revista, con el Rey. “El Mundo” se hizo eco del reportaje y el Rey, visiblemente molesto, llamó a Mario Conde y al director Pedro J. Ramírez. Éste, sin ambages, le dijo: “Esto se ha publicado por indicación del general Sabino”. Cuando, como hice yo, alguien preguntaba al general por este pasaje, él hacía gala de su sonrisa más templada, también la más sugestiva, y musitaba, casi en tono inaudible: “Bueno, es cierto que alguna vez he comentado de rondón con Alonso Manglano (el general Alonso Manglano, director general del CESID durante el felipismo) que, de vez en vez, no está mal darle un toquecito al Rey. Los dos estábamos de acuerdo”.

"La soledad de la reina", obra de Pilar Eyre

“La soledad de la reina”, obra de Pilar Eyre

Lo cierto es que Juan Carlos culpó a Sabino de haber autorizado la difusión de las fotos de “Oggi” en “El Mundo”, nunca aceptó que sus irresponsables escapadas extraconyugales en pleno verano mallorquín y ante mil ojos fuesen la causa y no la consecuencia. Lejos de amilanarse, Juan Carlos prosiguió con sus aventuras amorosaspues creía dominada a la prensa española, que era la que le importaba. “La decoradora balear”, “la vedette”, “la estrella del destape de impresionantes ojos verdes”, “las dos Palomas” o “las aristócratas” son algunas de las mujeres con las que, tal y como relata Pilar Eyre, el Rey habría sido infiel a su esposa, según su libro “La soledad de la reina”. La princesaCorina Sayn-WittgensteinMaría Gabriella de Saboya, exmujer de Robert de Balkany, la condesa Olginha Nicolis de Robilant, o incluso la propia Sara Montiel aparecen en el libro como apasionadas amantes de Su Majestad, quien, según Eyre, decidió dar rienda suelta al gen Borbón:

A Pilar Eyre la echaron de Tele 5 por contar la verdadera vida del rey

A Pilar Eyre la echaron de Tele 5 por contar la verdadera vida del rey

“Ella se entera de la primera infidelidad de su marido poco después de que el Caudillo falleciera. Cuando ésta se produjo, pusieron dormitorios separados y no volvieron a funcionar como matrimonio nunca más. Tras ese episodio, se fue a la India con su madre y sus hijos con la intención de separarse. Luego volvió y aceptó su destino, a pesar de que desde entonces cada uno hace su vida”, prosigue la escritora y experta en Casa Real, a la que echaron de Tele 5 por desvelar estos episodios en antena.

¿Deben importar los devaneos extramatrimoniales del rey a la sociedad española? Si se producen con dinero público, sí. Y Juan Carlos no sólo ha usado a las fuerzas de seguridad del Estado que paga el erario público para cubrir sus infidelidades, sino que, en un gesto sin parangón entre las monarquías cristianas o islámicas, le construyó a la última de sus amantes una casa aneja en el Pardo.

Contrato del Estado que cuantifica la matanza de animales en el Pardo

Contrato del Estado que cuantifica la matanza de animales en el Pardo

Hablamos de la espléndida Corinna Sayn-Wittgenstein (50 años), que se instaló con su hijo Alexander en el coto privado de caza de Juan Carlos –también en terreno público– y desde allí le preparó las monterías con sus amigotes, la misma labor que había hecho en Bostwana. Y no fueron pocas: un contrato real ha desvelado que en la última temporada las partidas del rey que organizó Corinna en el Pardo mataron 1800 gamos, 800 ciervos y 900 jabalís. Ningún partido político del régimen, ningún diputado o senador, republicano, monárquico, de izquierda o de derecha, ha preguntado por esta cuestión para no importunar al monarca, pero las farras debieron ser de campeonato. Es la conocida “casta” española que está en trance de comenzar a ser sustituída el próximo 25-M.

1800 gamos, 800 ciervos y 900 jabalís ¿con quién los cazó Juan Carlos en el Pardo?

1800 gamos, 800 ciervos y 900 jabalís ¿con quién los cazó Juan Carlos en el Pardo?

Corinna provocó la última crisis conyugal tras descubrirse que el monarca le había habilitado ya esa casa propia en “La Angorrilla”, al lado de la Zarzuela, y suscitando con ello el enfado de la paciente o cínica Sofía: “como cualquier querida real de otros tiempos,tiene su propio chalet en el Palacio del Pardo, una de las sedes reales en Madrid y viejo coto de caza de los Austria y los Borbón. Allí, Corinna organiza las cacerías del Rey y además oficia como anfitriona de los convites,usurpando el lugar de la Reina, quien detesta ese deporte. Fue tal el lugar conquistado por la princesa, que hace unos meses él invitó a cenar a sus tres hijos, Elena, Cristina y Felipe para notificarles, de una vez por todas, la verdadera naturaleza de su relación con ella”, señaló un periodista que publicó algunos detalles. La situación de la pareja real ha seguido deteriorándose hasta tal punto que el periodista Raúl del Pozo llegó a escribir: “Acabo de saber de muy buena fuente que a principios de 2012, en el comienzo de la legislatura, el Rey planteó al presidente del Gobierno su intención de divorciarse”.

El financiero Javier de la Rosa bromea con Manuel Prado, durante una montería

El banquero preso Javier de la Rosa y Manuel Prado, testaferro del rey

Los secretos de alcoba del rey, que ya no son tan confidenciales gracias a la valentía de todos estos periodistas, no son meros asuntos privados.Carlos Dávila asegura que el testaferro del rey, Manuel Prado y Colón de Carvajalintentó comprar el silencio de Sabino. Y había muchos políticos en el ajo: “un enviado especial del financiero luego procesado, le ofreció una magnífica casa de 500 metros cuadrados, una casa antigua, decorada con todo lujo de detalles, en la zona más noble de Madrid. Sabino la rechazó así: “Yo vivo muy a gusto en mi pisito del Centro Colón”.

“Y es que a Sabino la época de la corrupción generalizada que estalló en España en tiempos socialistas le indignaba especialmente. Hasta la Casa llegó la deriva de aquella situación fétida insoportable. Sabino atribuía no sólo a Prado, sino incluso al rey Simeón (al que no tenía simpatía alguna) una influencia perniciosa sobre el Rey. Afirmaba que no había tenido empacho en “comunicar a quien procedía” que Simeón “se estaba forrando utilizando su nombre, creo, que en vano”.

Constantino, Sofía y Simeón: negocios con dinero público español

Constantino, Sofía y Simeón: negocios con dinero público

“Algún momento más, tremendamente delicado, vivió Sabino en La Zarzuela. El Rey guardaba conFelipe González una relación muy peculiar: de afecto y camaradería, se puede decir. Cuando se preparaba la Exposición Universal de Sevilla, Felipe González era —a ello se refería Sabino— acosado por asesores y cómplices que querían hacer negocio a costa de la Expo. González, franco él, se dirigió una vez al jefe de la Casa y, enfadado, se expresó así: “Dile a Manolo Prado que del 20% nada, que se conforme con el 2%”. Igualmente enojado, replicó Sabino: “No se de qué me hablas y, en todo caso, ese recado no soy el más indicado para transmitirlo”. Según su testimonio, el Rey Constantino de Grecia también usaba su nombre para hacer negocios con Zarzuela y facilitar el acceso privilegiado a Juan Carlos”, concluye Dávila tras entrevistarse con Sabino.

Sabino Fernández Campo

Sabino Fernández Campo

El episodio de violencia doméstica de Juan Carlos contra Sofía se lo relató Sabino al abogado Antonio Garcia-Trevijano, que fue amigo del monarca durante su estancia como cadete militar en Zaragoza, donde él ejercía como notario. Sabino estaba dolido por su cese: “¿recuerda usted si hubo un complot detrás de su destitución como jefe de la Casa Real, en enero de 1993?, le pregunta Javier Fernández López, autor del libro “Sabino Fernández Campo. Un hombre de Estado”. “Hay cosas que conviene perdonar pero no olvidar, porque sirven de experiencia. Yo perdono la calumnia, la faena, y estoy dispuesto a darle la mano a todo el mundo: no quisiera tener enemigos. Sí, en su día soporté la urdimbre que me destituyó de La Zarzuela, y me demostró que soy fuerte. Fue injusto, pero Dios es muy generoso y a veces pone las cosas en su sitio. Estoy muy satisfecho de haber sufrido. Hablando francamente, personas que me empujaron fuera de La Zarzuela, porque les estorbaba, están en peor situación que yo, que ni estoy en el banquillo de los acusados ni en la cárcel ni pendiente de condena (habla de Mario Conde)”.

Antonio García-Trevijano

Antonio García-Trevijano

Sabino siempre se sintió traicionado simplemente por haber tenido la valentía de defender ante el rey criterios de sensatez y honradez. Con ese estado de ánimo fue a la entrega de unos premios de laCompañía de Seguros Pelayo y allí vio al que fuera amigo del rey cuando sólo era un príncipe campechano, algo torpe y atolondrado. Antonio García Trevijano se sorprendió al ver que alguien le tocaba la espalda y se presentaba para felicitarle por haber tenido el valor de acercarse a la verdad: Sabino se refería al artículo que había publicado en “El Mundo” señalando al Rey Juan Carlos como el instigador del golpe, a raíz de la frase de su mensaje a Milans del Bosch: “después de este mensaje ya no puedo volverme atrás”.

La célebre "Lista de los19": queda mucho por saber del golpe

Armada llevó la “lista de los 19″ ministros al Congreso la noche del 23-F ¿por encargo de quien?

Sabino y Trevijano quedaron para más tarde y posteriormente, en un almuerzo a solas en el Club 31, el ya ex jefe de la Casa Real le confirmó nuevamente que Juan Carlos era el responsable último del golpe. En ese sentido le proporcionó varias pruebas: Alfonso Armada se presentó el 11 de febrero en Zarzuela sin tener audiencia y le dio la orden de que le llevara ante Juan Carlos. Y cuandoSabino le dijo que no era posible, consultó con el monarca, “y éste le dijo que Armada tenía prioridad”. Si no se ha destruido o manipulado, el registro de entrada de Palacio debe confirmar que, para dar paso a Armada, hubo que suprimir la visita de su primo, Alfonso de Borbón. Y el télex original de la Agencia Efe con esa primera declaración –“después de este mensaje ya no puedo volverme atrás”– fue destruido por un capitán enviado expresamente porSabino desde Zarzuela a la calle Espronceda.

33reyes630

La propia reina Sofía cometió la maliciosa indiscreción de contar que el rey “engañó” a los generales diciéndoles que estaba de acuerdo con ellos (una forma de justificar su inicial apoyo)

Los detalles del encuentro de Sabino con Trevijano se los proporcionó al periodista Enrique de Diego, al que le concedió una jugosa y larga entrevista disponible en internet: “Sabino Fernández Campo le confirmó que Juan Carlos había sido el organizador del golpe de Estado del 23-F que llevó a cabo Alfonso Armada”. Trevijano le aseguró a los periodistas coruñeses Isabel Bugalla y Daniel Prieto que “se sigue ocultando que el promotor del 23-F fue el Rey Juan Carlos I. Esto lo dije entonces”.

“Al poco de haber publicado esta opinión mía en un periódico (“El Mundo”), Sabino Fernández Campo –Secretario General de la Casa Real española– me dijo que yo había sido el único que había dicho la verdad sobre aquellos hechos. Además, me confirmó que mi interpretación había sido exacta y que el Rey había sido el responsable de todo. En vida, Sabino jamás lo desmintió”. Y añade que el alto cargo de la Casa Real proporcionó varios indicios que deberían ser investigados: “el socialista Enrique Múgica, con el acuerdo tácito de Felipe González, dio luz verde a la operación en la cena con el general Armada en Jaca, la propia reina Sofía cometió la maliciosa indiscreción de contar que el rey “engañó” a los generales diciéndoles que estaba de acuerdo con ellos (una forma de justificar su inicial apoyo) y después cumplió su promesa de que hablaría con los jueces para que no hubiera condenas a la mayoría de los militares del 23-F, por eso Armada entra en la Zarzuela y en el Congreso ofreciendo un Gobierno de concentración con 19 ministros y un avión para Tejero. Y por eso el rey cumple: fueron indultados”.

reyes-discusion

El rey Juan Carlos le arrojó un plato a la cabeza a Sofía en plena discusión

Es en el transcurso de esa conversación sobre el 23-F, Sabino le describe a Trevijano la situación, a veces intimidatoria, que supone trabajar codo con codo con el rey cuando se le contraría: “Me cuenta más cosas, las escenas tan horribles, yo no voy a contar ninguna intimidad, porque me contó cosas horribles de las relaciones entre el rey y la reina, no me prohibió que las contara, pero son tan duras, íntimas y violentas que yo mismo tengo el pudor de no decirlo. Después hubo una reconciliación, en años posteriores, pero en el momento en que le hizo esa faena, Sabino me contó todo”.

El rey tuvo una violenta trifulca con Sofía, según Sabino

El rey tuvo una violenta trifulca con Sofía, según Sabino

La “faena” en cuestión fue la citada agresión: en presencia del Sabino Fernández Campo, conde de Latores, y en un almuerzo en Palacio donde estaban solos los tres junto al servicio, el rey Juan Carlos le arrojó un plato a la cabeza a Sofía en plena discusión conyugal. “Le hizo daño, aquello fue una situación muy desagradable de presenciar”, le explicó el jefe de la Casa Real al abogado para ilustrar cómo el monarca tenía muy mal vino. Un secreto más que Juan Carlos no conseguirá llevarse a la tumba.

http://www.espiaenelcongreso.com/2014/02/14/violencia-domestica-el-rey-juan-carlos-agredio-sofia-con-sabino-de-testigo/

15 FEBRERO, DÍA DEL CANCER INFANTIL.

febrero 15, 2014
by

image

Un año más llega este día, 15 de febrero, y un año más hay que hacer la campaña de lucha contra el cáncer…esta vez infantil.  Otro año más para dar a conocer las reveindicaciones de esta enfermedad.

Sentado en esta silla mi memoria retrocede hasta los día aquellos en que Alejandro estaba en el hospital luchando contra su enfermedad, y a la vez luchando contra lo que él creía necesario. ¡,¡sus luchas!! Sus peleas constantes en aquel mundo que tanto le costaba comprender y ante el cual se rebelaba en protesta continúa.

Hago un esfuerzo, no se si sano, por ponerme en lo que él hoy estaría pensando en relación a este día. Seguramente estaría inmerso en otras cuestiones de su edad, con veinte años el mundo te da un sinfín de posibilidades y maniobras.  O tal vez no.  Tal vez fuese él el que estuviese aquí sentado escribiendo sus rebuscadas críticas ante un sistema que ha echado todo abajo…incluyendo la lucha contra el cáncer infantil y el cáncer en general.

Pero ahora soy yo el que escribe y no quiero parecer negativo, sin embargo la realidad es la que es Y el retroceso evidente. Mientras hace unos años se reivindicaban salas especiales para adolescentes ahora se denuncian casos familiares donde no llega el dinero ni para los medicamentos adicionales. Donde hace unos años se promovía la especialización de pediatras oncólogos ahora vemos como estos no sólo siguen faltando sino que además se nos marchan fuera.  Mientras que antes se potenciaba la investigación ahora se cierran líneas en este campo y se reduce el personal.

Son simples ejemplos, reales, que formarían parte de una larga lista que por momentos se va ampliando en perjuicio de los más pequeños. En perjuicio de esa estadística no creíble que dice que el 80% de los niños salvan esta enfermedad.

El positivismo ante un diagnóstico de cáncer es fundamental pero también tenemos que ser conscientes de la realidad, de esa realidad cruel e inhumana por la que no se investiga en el cáncer infantil…porque no es rentable, porque es minoritario. “La oncología avanza a pie firme hacia una futura edad de oro: la de la medicina personalizada basada en la combinación de genética e inmunoterapia. Pero este progreso corre el riesgo de pasar de largo de un grupo de pacientes especialmente vulnerable: los niños.” Así lo dice un artículo titulado: Los huérfanos de la oncología.

 

“El laboratorio Aspen Pharmacare dejaría de vender sus fármacos en el mercado español si Ana Mato no acepta su propuesta”. Este es otro artículo despiadado donde este laboratorio exige una subida del 4000%  en algunos medicamentos relacionados con la leucemia y el cáncer de ovarios.

Noticias como estas ayudan muy poco ante un diagnóstico de cáncer, pero también nos tienen que hacer reaccionar a seguir teniendo abierta la lucha, más aún si cabe, ante esta enfermedad, sus mentiras y sus maleantes. Y no es una lucha de los afectados sólo, es una lucha de todos porque estamos ante la verdadera pandemia de este siglo…aunque nos la quieran ocultar.

“El cáncer es así, te toca, te jodes…y punto”

¡Cómo para estarse quieto, sentado y rascándose los huevos!

 

Tomás.

 

Y DE REPENTE DESPERTÉ.

febrero 11, 2014
by

Hoy he soñado que todo es mentira

que no existe la ni guerra, ni la paz, ni los enfermos, ni las medicinas

que no existe las banderas ni palomas mensajeras

hoy he soñado que todo es mentira

que no existen los parados por derechos

y que el político es de plastilina

y que no existe un desastre, que no arregle cualquier sastre

y de repente desperté

y cual fue mi sorpresa, cuando en el tele a diario

de la tres, un hombre mataba sus hijos a palos

para vengarse así de su ex mujer

de repente desperté

y como si de un sueño se tratara

vi que el mundo era un papel

donde un poderoso pinta garabatos,

para lavarse las manos después

de repente desperté

y como siempre este maldito mundo

tan extraño como absurdo

tan cruel, como taciturno,

comenzó a andar del revés

hoy he soñado, que todo es mentira,

que en el mundo no existía desigualdad,

y que los niños no mueren de sida,

y que no existen primeros, ni últimos por extranjeros

y de repente desperté

y vi a cuatro individuos en la tele peleando por el poder,

mientras en la calle un pueblo esclavizado,

buscaba en la basura pa´comer,

de repente desperté

y vi como detrás de un movimiento, siempre había su porque

y en nombre de la paz vi matar dictadores,

estaban mas que puestos por usted

de repente desperté

y como siempre este maldito mundo,

tan extraño como absurdo,

tan cruel, como taciturno,

comenzó a andar del revés

y ahora no se cual es el sueño

ni cual la realidad,

pensamos que vamos sin dueño,

que falta de verdad,

que falta de verdad,

y no hay peor que el que no quiere ver,

por muy duro que sea mirar

me resulta tan difícil, creer que existe el destino

cuando todo el mundo baila

y cuatro tiran de un hilo

y aunque esta humilde balada, nunca sirva para nada,

hoy dormiré mas tranquilo.

Melendi. Lágrimas desordenadas.

Y de repente desperté.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31 seguidores